El predio de planta de residuos está colapsado y en estado crítico PDF Imprimir E-mail

Desde el municipio admiten la situación y son conscientes de los riesgos ambientales. LEER ARTÍCULO

El predio de la planta de tratamiento de residuos de Ucacha está desbordado, sin capacidad ni ordenamiento y con serios riesgos de provocar un desastre ambiental: además de basura domiciliaria todo mezclado se puede ver ramas, animales muertos, cartones, chatarra, bidones, etc. donde habitan alimañas, perros y moscardones. Nunca estuvo colapsado como en esta oportunidad.

Nos llegamos al lugar y, en las puertas mismas de la planta donde debería tratarse y clasificarse todo el residuo, nos encontramos en que no podíamos avanzar con el vehículo  por la cantidad de basura acumulada. Y más allá, ya no hay pozos sino montañas de todo tipo de desperdicios. El olor es insoportable y ni siquiera se puede avanzar de a pie en distintos sectores. Un vecino, que está atando chapas y maderas a un carro propulsado a su auto, se lamenta y nos pregunta si sabemos que va a pasar porque allí muy pronto no habrá capacidad para nada más.

Vemos el tejido del predio vencido en algunos sectores y en otros ni siquiera está... Un perrito, cachorro y con ganas de jugar, se me acerca y empieza a oler mis zapatillas. Sus orejas mantienen una fuerte disputa con algunas moscas que insisten en molestarlo.

Un comerciante local, en una camioneta, me dice que lo comente por la radio: "vengo dos veces por semana a traer la basura, no sabes ni dónde dejarla... esto es un desastre!!", dice para agregar que "antes me metía por este camino pero ahora no podes, seguro pinchas una cubierta. Es cosa de locos como está este lugar..."

Hace una semana, un productor nos alertaba de la cantidad de basura y el predio prácticamente desbordado.

Sabido es que la cinta de la planta de tratamiento de la basura hace años que no funciona; en esos momentos el galpón está cerrado y en los compartimentos de atrás no se respeta la ubicación donde depositar los desechos. Miramos todo el lugar y nos preguntamos cómo hace el camión municipal para ingresar a determinados rincones; no queremos siquiera imaginar si esto se prende fuego...

Ya tomamos fotos e imágenes y el fuerte hedor hace que nos retiremos. Tratamos de no pisar una bolsa con frutas podridas ni meter el pie en una huella con agua, sentimos ruidos entre la basura (¿alimañas?) y nos da pena tal grado de desorden. Estamos al oeste del pueblo, a poco más de 100 metros podemos ver viviendas, plantas industriales, torres y antenas, galpones y trazados que, por pendiente natural y vientos, seguramente son los primeros en sufrir las consecuencias.

Cuando regresamos siguen las sorpresas: una pila de bidones a la vera del camino... "Más focos infecciosos", pensamos ya resignados.

Cuando le consultamos al Secretario de Gobierno sobre el estado de la planta y predio en general,  José Gómez lo primero que dice es: "tenemos un problemón con la basura, realmente". Le decimos de lo desbordado y la contaminación que esto puede provocar, agrega que "Si, está todo mal. Se rompió la pala y no pudimos ir amontonando la basura, también hubo problemas con el camión recolector", dice para agregar que además los vecinos no respetan el lugar y ante problemas con el que era encargado "no hay control ni tenemos quien nos brinde datos o información de lo que tiran". En cuanto a los bidones, Gomez señala que "con el esfuerzo de distintos organismos se hizo un depósito sobre la Ruta 11 pero evidentemente hay quienes tiran en el basural, con todo lo que eso significa". Le pregunto de aquella vez que el intendente Héctor Jaime informó de un proyecto ante organismo nacional y nos dice que están aguardando que desde Ambiente se lleguen para avanzar en los trabajos, "es un organismo encargado de arreglar la situación de los basurales a cielo abierto, presentamos un proyecto y estamos aguardando se nos de curso. Nos habían señalado que en diciembre tendríamos novedades...", agregando que no sólo deben re acondicionar el predio sino recibir fondos para reparar las herramientas y comenzar a tratar la basura. Asegura que "ya no hay espacio para enterrar, queda apenas un 10% y no lo podemos utilizar", según explica -y podemos interpretar- lo que hay que hacer es amontonar y colocar tierra por encima de la basura acumulada. Finalmente menciona que desde el municipio se ha gestionado una 'chipeadora', una maquinaria "que muele el material vegetal, que ocupa tanto lugar".

Lo cierto es que desde la municipalidad admiten el problema, saben que el mismo no es menor. En nota realizada meses atrás al propio intendente Jaime, éste se comprometió a que con cámaras estuviésemos con otra similar al año para ver los avances. El tiempo pasa y, antes que mejorar la situación hoy es crítica. Son conscientes que, si bien hasta el momento no hubo pedido de informes de concejales ni denuncias por el impacto ambiental -como sí ha sucedido en otras ciudades-, ni institución local que formalmente se mostrara preocupada por la planta actualmente saturada de residuos, crece si el reclamo y demanda de vecinos que piden se trabaje de manera urgente.-

-más fotos en facebook Fmvox Ucacha-

Gustavo Perusia/ FM VOX 103.3 Ucacha